Blogia
El Rincón del Diablo

DE UN REINO CERRADO

DE UN REINO CERRADO  

 

 

 

I.

Otra vez te pierdes en el bosque cuando acaba la noche. Corres y los vientos fúnebres golpean tu rostro. Corres y registras en tu mente palabras no dichas, palabras arrojadas mientras tu escucha solo calla. 

 

II.

Intentas cazar olas que te vencen infinitas veces.  Olas que te confunden con la arena y te suspenden en el agua salada y las piedras.   Enfrente de un mar, como el de las Costas Normandas, contemplas su caminar de elegante zorra; mientras te muestra sus dientes de espuma blanca.  Comienzas a zambullirte.

 

III.

Allí estuvo la boca ajena, concibiendo verdades que alguna vez fueron.  Alguien observaba desde el otro lado.  Alguien que solo veía gesticular aquella boca pues nada de lo que dijo, se oyó.

 

Erika Almenara

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres