Blogia
El Rincón del Diablo

Confesiones en una esquina

Confesiones en una esquina

 

De nuevo las dos, solas en medio de la calle, en "nuestra esquina" como la sueles llamar. El silencio invade por un momento el ambiente, nuestras miradas se cruzan y dan pie a otra confesión más. Pero esta vez es distinto, el brillo de tus azulados ojos es diferente, más esperanzador que otras veces, claman por algo, por una parte de mí que creí olvidada. La duda se apodera de nosotras, con el silencio por acompañante. Las palabras que utilizas para romperlo, hacerlo trizas, son rápidas y confusas, se atropellan unas a otras para esconder tus sentimientos ante mis ojos interrogantes. No puedo creer lo que tu mirada confiesa... Tu boca dice que no, tus gestos dicen tal vez, pero tu mirada dice que sí, una completa y rotunda afirmación que yo en el fondo esperaba de ti. Lástima, lástima que sea tarde, lástima que no dejes de esconderte tras la solución fácil, no aceptar lo que sientes, y dejarte llevar por esta sociedad y sus prejuicios. Pero escúchame bien, amiga mía: esta vida es como un viaje en tren, donde tú decides a qué tren subirte y en qué parada bajarte, y van pasando los trenes, y tú sigues en la estación. No siempre pasarán los mismos trenes, no pasarán por siempre, y decidirás subirte al que más te guste o al que llegue al destino que te haga más feliz. Por lo tanto, puedes probar subirte a uno, ver hasta dónde te lleva y si el destino final no te gusta, siempre estás a tiempo de bajar. Recuerda, mi amor: no todo es confesión en esta vida, también es acción y experimentar, ver que el amor puede llegar en cualquier lugar, en cualquier rincón, incluso en esta esquina que representa una parte de mi corazón.

Silvia Calmet

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Nicol quispe Salcedo -

vet5e al la mierda
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres