Blogia
El Rincón del Diablo

El Oscuro Ojo de Afrodita

El Oscuro Ojo de Afrodita  

La presente sección no trata de desarrollar un estudio psicoanalítico y estrictamente científico de las "parafilias", término actual acuñado por algunos estudiosos para denominar a las perversiones sexuales, formas o comportamientos sexuales catalogados como anormales. Tampoco intentamos hacer una apología de este tema. La literatura es una perspectiva, un punto de vista acerca de las cosas que se ven en nuestro contexto. Esta característica es fuente indispensable, entonces, para la edición de este mes.

Las parafilias o perversiones sexuales han sido abordadas desde distintos puntos y de distintas formas por diversos escritores. Existen estudiosos, asimismo, que han ayudado a moldear ciertos conceptos desde una base científica, y que diversos autores han sabido aprovechar para darle más fundamentos a su obra. 

Hay, sin embargo, autores que sin necesidad de muchas fuentes bibliográficas, han plasmado con mucho acierto las costumbres y rasgos de su cultura, con relación al aspecto sexual del ser humano, en su obra literaria. El Marqués de Sade, aunque no muy artístico en su labor creativa, es uno de los personajes que hizo de su vida y obra algo fuera de lo común, salido de los parámetros sociales impuestos en aquellos tiempos.

Es importante recordar que cada cultura es la que clasifica según sus propias normas y preceptos los comportamientos, si los denominan normales o no. Así, en algún tiempo, la homosexualidad fue catalogada como anormal y se unió a los tantos comportamientos perversos repudiados por la sociedad. La masturbación ocupó hasta el siglo pasado el mismo lugar, y eran muchos los personajes beatificados que daban, inclusive, orígenes de carácter pagano a estas prácticas de autocomplacencia.

En la Antigua Grecia, la homosexualidad era considerada totalmente normal entre la gente. Igualmente, la pedofilia, práctica sexual ahora tan castigada y motivadora de innumerables escándalos, era también algo que no rebasaba los límites de la normalidad entre los habitantes de aquella cultura. Cada cultura es la que impone sus reglas, y cada una castiga los hábitos y comportamientos según sus propias perspectivas. Si bien algunas sociedades se perturban al apreciar ciertas conductas, otras no, las consideran totalmente normales, y esto, mediante la literatura, se puede conocer y apreciar en todos sus matices y tamaños. 

Son muchos los escritores que se han propuesto mostrar a través de su obra estas formas de comportamiento, tanto sexual como social, desde las reacciones del que rompe las reglas hasta el que se escandaliza por verlas desvirgadas, echadas por la borda.

Uno de ellos, por ejemplo, autor del siglo XX, plasmó de forma inigualable y cruda, tal y como la veía, la sociedad norteamericana, especialmente en el aspecto sexual. La Máquina de Follar, cuento que titula uno de su libros, lo demuestra así. Por tal razón, en el especial de este mes, se ha incluido a Charles Bukowski y a su obra, como referencia indispensable de los comportamientos sexuales, "normales" o "no".

Se ha tomado en cuenta, asimismo, diversos textos, literarios o no, que explican de alguna manera la idiosincrasia de la cultura actual con respecto al tema de la sexualidad, tabú a pesar del arribo de este siglo nuevo. Destacables son los estudios psicoanalíticos y otros, mas bien, de carácter anecdótico, quizá los de más valía y dan oportunidad a dejar volar la imaginación y el pensamiento crítico. Y, sin duda, los trabajos de creación son indispensables para conocer cómo se ve este tema desde el ojo artístico. Desde poemas hasta textos narrativos, todos ellos se han dedicado a plasmar esta temática con destreza e ingenio.

Es hora de ingresar a la mirada profunda y oscura de esta diosa griega que les aguarda. ¿Por qué Afrodita, precisamente? No sólo es la diosa del amor puro: también lo es del carnal. Y este último, tiene formas inimaginables, que aún el ser humano no ha explorado del todo, y si lo ha hecho, han sido pocos los que se han atrevido, rompiendo las normas que los conventos y las sociedades puritanas aplican.

Si bien esta no es una apología al Oscuro Ojo de Afrodita, tampoco se trata de estudiar desde la rigidez un tema que pueda existir, tal vez, sólo en la mente humana hermética.

Para los que tengan ojos abiertos, aquí esta sección. Disfrútenla (si pueden) desde el punto que quieran.

 

Di@bóliko

 

DIRECTOR OFICIAL DE ESTE INFERNÁCULO

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

F -

me gusta 'Historia del ojo', de Bataille, con prologo de vargas llosa en la edicion de la sonrisa vertical...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres