Blogia
El Rincón del Diablo

LADERAS

LADERAS

a Tania, en Laderas del norte. 

Laderas, cabeza de muchacha que peina un río de aire,
sube a la torre del cielo donde la luna tiene su posada.
 

¿Quién besará tus manos y tu frente de muchacha amada? 

Laderas, patio de niños.
Árboles jocosos de grandes cabelleras.
 

Espera de sueños. Partida. Sol inmaculado. 

Laderas, muchacha de mejillas rojas.
Paz con el alma y el espejo.
 

Desde las puertas del amor
salen niños almidonados de colores.
 

Besos de manzana. 

Laderas, muchacha desmayada en mis brazos,
Sabor a vino en la copa de los labios.
 

Muchacha sonriente a mitad de un cuaderno. 

Laderas. Alguien llega. Otro parte.
Se deja de amar.
 

¿Quién en tus tardes naranjas lee poemas? 

Laderas.
El viento cabalga deprisa en tus patios de piedra;
a pie corre, descalzo, bajo los árboles de junio,

deja caer de sus manos hojas escritas. 

Ojos de amar liviano.
¿Quién en tus estrechas calles de sueño
meterá en tus bolsillos manzanas de cara redonda?
 

El sol dora los muros del aire
con límpidos empedrados,
quién suspira entre tus manos ondas.
 

Hace mucho tiempo
que no vuelo a las ventanas de Laderas
ni veo reír a la muchacha de la luna grande.

Azagar

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres