Blogia
El Rincón del Diablo

DOS FIGURAS NEBULOSAS

DOS FIGURAS NEBULOSAS

CIENO AZUL

Cieno azul, la tarde colorea dorada y la tez de los rayos del sol no salta, los ojos se nos ponen rojos, nos están mordiendo por dentro, nos están comiendo, pronto unos dientes aparecerán en el espejo, una ilusión se convierte en el único amigo con quien charlamos, unos ojos marchitos, una hoja saturada de nuestras vocales, nos alucinamos lúcidos y estamos revoloteando como cabezas voladoras despeinadas, ¿quién podrá decir que aquí hubo un alguien, que esta soledad está cicatrizada?, ¿quién podrá decir que la mitad de tu cerebro está marchita? Los ojos se nos salen por los oídos, por las uñas, por la lengua que vino a desvestirse delante de todos, los ojos se nos escapan de todo sitio, mientras contemplamos a las cuatro de la mañana nuestro fantasma entrar en la casa. Observamos los ojos inmensamente abiertos de esta persona que cada vez desconocemos, ¿quién es esta mujer, este animal que ahora yace tendido en la cama suplicando no huir, no quedar paralítico, no perder la memoria, no borrarse la existencia; quién es este ser que presúmese muerto para no morir; quién este suicida que mendiga vida, este muerto incansable que quiere seguir viviendo, azotado de una demencia externa; quién este cuerpo de ojos dolientes?, la incontinencia no soporta, son las cuatro de la mañana y miramos a este miserable cuerpo con su micción contenida en una jaula fiera; los susurros de la otra habitación amenazan y siempre este ser ha comenzado a segregar veneno, no hiede a nada externo, él solo se acaba como un perro, espera que las cosas vuelen pero no acaba nada… ¿Quién este cuerpo que se pega a su asesino?, luego de disparar el arma simplemente comenzamos a vivir, nunca hay final, las demás personas se calman y esperan seguir succionando este pequeño fuego, mientras arde, se sorprenden, a veces protestan y todo empieza a crecer.




FESTÍN

Mi placer exquisito me ha desterrado me ha condenado a tu amor de insecto; pequeño animalito que bailas por mi piel, intentando extraer la sangre. Mi placer me ha condenado a ser tu esclava. Mi huella abre paso y tú estás seguro en tu baño de sangre, mi sombra es demasiado grande: ya no la sostengo… Tu zumbido aguarda el festín.


Tania Guerrero

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MUJER DE LLUVIA -

suave, sutil..las letras de Tania siempre son un placer exquisito....
saludos


mujer de lluvia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres