Blogia
El Rincón del Diablo

El clímax del silencio

El clímax del silencio

 

El día que llegó aquel delgado muchacho de catorce años a casa de mis padres su presencia delicada me llamó la atención de inmediato. Nunca había visto un ser tan inusual como él. Su cuerpo suave como la seda, sus tímidos ojos oscuros y su silencio casi patológico rondaban mi mente noche y día mientras mi mente buscaba una excusa para sentir entre mis manos su piel.

Una tarde buscando un libro que deseaba leer lo sorprendí masturbándose en mi cama, al darse cuenta de que lo había visto se sentó tratando de aparentar que nada pasaba pero era tarde, mi pene ya había crecido al doble de su tamaño al verlo jadear segundos atrás. Le asegure que no diría nada, siempre y cuando hiciera lo que yo le dijera, a lo cual él accedió de inmediato. << Acuéstate y bájate el short>> le susurre lo cual él obedeció en el acto. Su pene era grande a pesar de no estar erecto ya, sus alrededores carecían de vellos y un olor dulzor me atrajo hacia su entrepierna descubierta la cual empecé a probar con mi boca nerviosa. El contacto de mi boca con su miembro hizo que rápidamente mi boca estuviera llena del calido líquido seminal el cual fue acompañado por un suspiro casi ahogado del muchacho.

No había lugar donde expulsar su semen sin que mis padres descubrieran lo que había hecho así que opte por tragarlo demostrándole que lo tendría dentro de mí para siempre. El muchacho se levantó en silencio poniéndose el short, su rostro demostraba el mar de confusión que era ahora su cabeza y en parte para calmarlo - o tal vez para calmarme - acerque mi regordete cuerpo al suyo para darle un suave beso en sus labios mientras le susurraba: <<Nunca mas >> y lo apartaba de mi lado, olvidándome de su existencia.

 

            FRAGMENTO DEL LIBRO INEDITO  MEMORIAS DE UNA SOMBRA

 

José "Niza"  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres