Blogia
El Rincón del Diablo

Carlos Villacorta / Ciudad Satélite

Carlos Villacorta / Ciudad Satélite

Hace unos días comenté sobre la presentación de Ciudad Satélite (editorial Mundo Ajento), poemario último de Carlos Villacorta y la presentación que se llevó a cabo en la librería Crisol. Allí, Daniel Alarcón declaró sin sordina, la envidia que tenemos los narradores ante los poetas: en un solo verso dicen con mayor precisión lo que muchos de nosotros, los narradores, nos demoramos cientos de páginas. Y tiene razón.
Tríptico, fue el poemario que nos dejó Villacorta antes de dejar el país para realizar estudios de post grado en Boston. Sobre este, apunté en una revista que todavía existe por ahí, que la voz poética nos llevaba por la ciudad, contemplándola, como el enamorado que descubre sus calles, sus colores, sus oscuridades. Una contemplación plena y silenciosa. Calma. Como entenderás, me gustó mucho. Así que, con tan hedónica experiencia de fondo, busqué en la feria del libro, Ciudad Satélite. Me he tomado mi tiempo para leerlo y he descubierto en Villacorta, no una evolución que es esperable en todo escritor y exigible de una publicación a otra; sino algo de sabiduría. Esta vez, el poeta no me ha llevado por la ciudad, sino que me ha hecho levantar la mirada del papel, dejándome los ojos en blanco, mirando hacia dentro. No es un libro reflexivo o cuestionador, es un libro sabio. El poeta ha aprendido; desde la lejanía observa su universo; no lo construye, lo aprehende. No recuerdo cuál ha sido el último libro que he calificado como imprescindible (probablemente lo vuelva a decir con respecto a la última publicación del buen escritor Leonardo Aguirre), lo cual refleja el pobre año que he pasado, pero Ciudad Satélite lo es, es un libro necesario. Cumple con uno de mis requerimientos, el que los versos se defiendan solos, eleven banderas y sean únicos, con sentido propio y, a la vez, parte fundamental del todo. Cito algunos:

"Yo te diré que las ciudades satélites se desprenden de nuestra oscuridad
y giran y revolotean entre los muertos
sobre sus bocas abiertas por la desesperación de emitir una voz que no
se pierda
en los abismos de otra gran ciudad"

"Y la casa se contagia de esa enfermedad
Que muerde nuestras bocas"

Bueno, podría seguir comentando, por ejemplo parte de la temática: el terrorismo (me refiero más que a los subversivos, al miedo) que muestra con desgarro. O al mismo hecho de ser un viajero, de haber vivido en una ciudad satélite, de ser una ciudad satélite:

"A los pies de los edificios que son mi sombra
A los pies de mi sombra que son estos edificios"

Y bien, no voy a comentar más, como ya iba anunciando antes, pues tendría que transcribir todo el poemario; tal vez haga un segundo comentario, cuando lo vuelva a leer, destino ineludible; promesa de perturbación. Dejo un último verso, lo demás tendrás que buscarlo:

Las ciudades satélites giran como las moscas sobre los muertos

 

Extraído del Blog Luz Azul de Antonio Moretti.

Fuente: http://www.azuluz.blogspot.com/

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres