Blogia
El Rincón del Diablo

EL CONGLOMERADO CULTURAL DE LAMBAYEQUE: UNA REALIDAD EN EL DESARROLLO CULTURAL DEL PAÍS

 

 

Pueden ser un tanto dependientes de un trabajo casi unipersonal o donde sólo unos pocos se movilizan, pero lo cierto es que los participantes del Conglomerado Cultural de Lambayeque han conseguido, en estos pocos años, y más aún en este último, hacer un trabajo encomiable en el desarrollo cultural de su región y en la promoción de la literatura tanto del contexto regional como nacional, a manera de motor indispensable para la transformación del país en todos sus aspectos.

Con un método tradicional pero eficaz (recitales, presentación de libros, sesudos análisis y conferencias sobre temas de interés, y posterior difusión de aquellos trabajos), el Conglomerado se ha venido haciendo conocido ya no sólo en el norte del país: sus movimientos han traspasado toda frontera e invadido las bandejas de entrada de correos electrónicos de chimbotanos, huaracinos, limeños, arequipeños, cusqueños, hasta llegar a lugares tan apartados como Italia y España. Es que la manera de difusión es la más sencilla y acertada de todas para su promoción: el envío de mails informativos acerca de su labor. Semanalmente (no descansan ni en fiestas patrias), somos testigos del cargamento de mails donde se exponen las actividades ya realizadas o por llevarse a cabo por parte del Conglomerado los fines de semana -viernes, para ser más exactos-.

Esto es motivo para que todos conozcamos los trabajos últimos que elaboran autores de aquella región, ya conocidos como Nicolás Hidrogo, o que recientemente se van abriendo paso en el ambiente cultural, destacando así jóvenes poetas y narradores como Marcoantonio Paredes, Rully Falla Failoc, Fiorelita Sánchez Lapoint, Marhie Linares, Roxana Ayasta, Paul Muro Losada, entre otros.

Fuera de la "horrortografía"* que se puede apreciar en cada correo electrónico (obvio, el tiempo a cualquiera le gana), es el contenido el que más trasciende y logra captar la atención de los interesados en la literatura y las producciones culturales. Lo que quizá haya atrapado en buena cuenta al público lector es la sobriedad y profundidad reflexiva con el que ellos abordan ciertos temas, no sólo en los comentarios y análisis (he aquí el dato curioso: donde uno solo parece ser el "crítico" en cada envío virtual), sino en el tratamiento de los cuentos, poemas, y en los análisis que hacen -por fin- otros comentaristas (Antonio Castro, Fernando Odiaga, Elmer Llanos, etc.) sobre las obras que a la semana se presentan y que, parecer ser, es apreciable únicamente en las presentaciones mismas, mas no vía mail. Quizá lo único discutible (he ahí la razón de la introducción de este artículo) en su trabajo cultural.

Por todo lo demás, el Conglomerado Cultural de Lambayeque ha obtenido un lugar importante entre las instituciones encargadas de hacer cultura en la región, y propagarla por todo el país, y más aún, fuera de sus límites fronterizos (gracias a la magia del Internet, dicho sea de paso). Tomando en cuenta ciertas cosas (no todo gira alrededor de la Tierra), y manteniendo el entusiasmo con el que siempre se suelen caracterizar para alcanzar sus objetivos, no extrañaría que dentro de algunos años el Conglomerado Cultural de Lambayeque se vea ocupando a nivel nacional los primeros lugares en hacer cultura y difundirla. Acertadamente. Con paso firme. Hasta convertirse en un prototipo a seguir.   

 

 

(*) Fe de erratas, en buen cristiano.       

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres