Blogia
El Rincón del Diablo

Mujer: si existe un paraíso, existe en ti, mujer...

Mujer: si existe un paraíso, existe en ti, mujer... Como la canción de Los Rancheros, la mujer es motivo de inspiración para toda manifestación del arte; más aun cuando es una madre el eje del vigor expresivo del creador. Una madre constituye toda una alegoría alrededor del sentimiento humano. La ternura, el modo apacible de sus gestos, nuestra actitud a veces errónea y hasta intolerante ante su descomunal cariño es una forma de desenredar el nudo del hastío y sumergirnos en el vasto mundo de la sensibilidad. En esta sección de elrincondeldiablo se ha buscado precisamente eso: sensibilizar al ciberpúblico de la net y entregarles una muestra del sentimiento de algunos literatos no sólo del Perú, como es el caso de poetas jóvenes como Denisse Vega o Catalina Camargo, sino de una reconocida autora cubana que radica en Argentina: Rosa Elvira Peláez. Para este blog es un honor tenerlos a todos ellos y saber que de una u otra manera se ha logrado sacar de nuestro interior el niño que pugna por sobrevivir en este mundo donde casi todos guardamos “macropenas” en el fondo de nuestro corazón, como lo menciona Víctor Raúl Plasencia en uno de sus poemas. También se ve la posición de la madre en perspectivas diversas: la gratitud del hijo hacia su madre, la supervivencia de ésta ante un mundo plagado de duros golpes, las tan olvidadas “abuelitas”, que son la Mama Grande que Gabriel García Márquez hiciera conocida en una de sus obras. Todo es motivo para sentir y entregar una sonrisa, una mirada, que si bien no dicen nada, al mismo tiempo, lo dicen todo. Ése sería un regalo ideal.

Por mi parte, a mi querida madre (Bertha Heredia, desde aquí mi Chimbote un besote inmeeeeeeeeesno para ti), tantas veces incomprendida por mí, tan tolerante con mis arrebatos y locuras, tan cariñosa e hiriente a la vez porque sé que no lo merezco, por eso y tantas cosas que me ha regalado en la vida le obsequio este espacio en mi website, para que se “vacile” un rato con las diabluras que su hijo hace y sepa que la amo con toda mi alma, a pesar de las adversidades y los momentos tristes y alegres que pasamos juntos. Por primera vez dejaré estampado al final de este pequeño preámbulo mi verdadero nombre para que sepa que soy yo quien escribo esto y no hay trafa (el Di@bòliko director de este Infernáculo se ha guardado por mientras). Les dejo la hermosa letra de una canción de “Los Rancheros” de Argentina, que nos muestra las huellas que una mujer (sea niña, joven, adulta o abuela) puede dejar en nuestras vidas. Todas son o serán madres con el transcurrir del tiempo.

Con todo mi amor: 

Christian Ahumada Heredia 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

eneida janina -

hola chicos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

monimer -

ps me parece super

denisse -

si pues, su mamà lo paraba correteando de chiquito porque el le insistìa que veìa demonios robandose su almuerzo, su pollito con papas que tanto adora o su vaso de gaseosa (en ese tiempo sòlo tomaba gaseosa), pero al final este niño Cristian no mentìa, eran los demonios que lo llamaban para que de una vez por todas empiece a hacer sus diabluras literarias, un abrazo inmenso cristian, tu amiga la azur prusia, ya sabes quien..jajaja...feliz dìa a todas las madres!!!!, comprendan a sus hijos, sobre ,todo a nosotros que escribimos y somos tan tannnn...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres